Seleccionar página

Sólo se les ocurre a mis padres ponerme por nombre África.

Con tan solo dos años, ellos ya se imaginaban a qué podría dedicarme… Y es que sólo quería comer si me bajaban al prado donde estaban las vacas, o donde tenía mi tío los perros. De regalo de cumpleaños yo quería perritos, para Reyes, perritos también, cuando se iban de viaje, perritos…. Era lo único que les pedía.

DibujoMi madre siempre andaba con cien ojos, porque yo tenía que acercarme a toooodos los animales, daba igual grande que pequeño…

Pero no quedó ahí la cosa. Cuando empecé el cole, en infantil, cada uno teníamos asignada una imagen, y la mía era un elefante.

Mis primeros dibujos ya lo decían todo (Mus era el perro de mi tía).

Seguí creciendo con la idea de “médico de animales”, hasta que por fin entré en la Universidad. Veterinaria, ¡si ya lo sabían mis padres!
Hasta me tatué una jirafa, ¡qué raro! Y por supuesto, uno de mis próximos destinos es África…

Fue ahí, en la Universidad, cuando conocí a una persona genial, que confía en mí y me ha dado esta oportunidad para poder escribir. Gracias, mil gracias.

“Cambio de continente” es el blog que me permite contaros todas mis aventuras con animales, o aquellas cosas sobre ellos que ya se saben, o a veces no, y debemos conocer. Sólo pretendo introduciros un poco en el mundo animal, que viváis lo que yo vivo y disfrutemos juntos.

Creo que esto es una locura, esperemos que salga bien…

Afri