Seleccionar página

Otra de prácticas :)

Ooooootra práctica. Ya os dije que lo que nos pase a los veterinarios no le pasa a nadie más. De nuevo mis queridas ovejas, bueno, mejor dicho, esta vez son mis queridos carneros…

«Exploración del aparato genital del macho» como título explicativo de la sesión de hoy.

Nos explican, echamos un vistazo y ¡estamos listos! Toca la tan esperada palpación…

Profesionalmente hablando, palpación testicular, «tocar los huevos» para entendernos bien todos. Literalmente. Debemos comprobar textura, temperatura, posibles adherencias, desplazamientos, algún signo de dolor… La verdad es que fue entretenida, estaban blanditos! No sé, me hizo ilusión tocarle los testículos a un carnero, nunca lo había hecho…Oveja por Juan Pablo Lauriente

Pobres bichejos, 7 u 8 alumnos por grupo de prácticas que nos pasábamos la mañana masajeando sus partes más íntimas…y les gustaba, porque ni se movían… xD

Otra cosa fue la segunda parte, «exteriorización del pene». Esto ya eran palabras mayores, y si no que se lo digan a los pobres lanudos… ¡hay zonas más sensibles, hombre!. Esta parte fue algo más complicada, la verdad. Tenía su técnica. Según el profesor, «se necesita hacer varias exteriorizaciones para coger el truquillo».

Pues al lío, empezaron mis compañeros de grupo, que además son mis amigos. Mis chicos de aquel gran 3B. A cada uno le llevó entre 10 minutos y cuarto de hora. La verdad es que parecía difícil. Entonces fui yo, la última en probar, con los correspondientes comentarios que tus amigos, algo alterados aún hormonalmente, suelen hacer en estas situaciones tan maravillosas de la vida… Pues, para colmo, no tardé ni 10 segundos en hacerlo. Fue la risa del día. Sí, efectivamente, ten amigos para esto… Hasta el profesor estuvo un ratillo riéndose tras la saga de comentarios. Gracias chicos.

Historias para el recuerdo. En cada cena o merienda que nos juntamos siempre acaba saliendo alguno de estos momentazos, y es que son anécdotas que recordaremos toda la vida. Momentos de los mejores años, los de estudiante, o eso dicen los que ya han terminado. Mientras tanto, vamos acabando nosotros, y seguiremos recopilando historietas para contar, seguiremos «liándola» en cada práctica…

Bichos de terciopelo

“Ya vienen los Reyes Magos, ya vienen los Reyes Magos, caminito de Belén…” (Hay que leerlo con entonación, hombre, ¡qué no decaiga el espíritu navideño!). Pues sí, esta noche vienen los Reyes Magos, y seguro que alguno de vosotros os habéis pedido una pequeña mascota, lo que implica, ante todo, responsabilidad.

Pues bien, hoy conocemos una de las más solicitadas a Sus Majestades, la pequeña chinchilla, de la que se conocen dos especies (Chinchilla chinchilla y Chinchilla lanigera), originando entre ambas la doméstica.chinchilla por Armin Rodler

Un pequeño roedor de hábitos nocturnos que vive en torno a los 15-20 años, algo menos en libertad. Habitan en llanuras rocosas y arenosas, y si las tuviésemos en casa, optaríamos por jaulas de metal, ya que el resto de materiales son fácilmente roíbles, así que mucho cuidado cuando las dejemos sueltas por casa…

Cuando escuchamos su nombre, todos pensamos en su aterciopelado pelaje, y no es para menos, esa suavidad hace inconfundible dicho animal, además de la cantidad que tienen, siendo el animal más peludo del planeta, con unos 70 brotes de pelo en cada folículo, cuando nosotros, los humanos, solamente tenemos un pelo por cada folículo. La variedad de colores se sitúan entre el blanco y el negro, incluyendo alguna posible tonalidad marrón o “sucia”.

Para cuidar este mchinchilla por HelloMokonaaravilloso pelaje no se recomienda agua y jabón, todo lo contrario, ya que se han adaptado a limpiarse con baños de arena. En cautividad, habrá que proporcionarles una arena especial en un recipiente, unas 3 veces por semana, durante 15 minutos.

Si se sienten amenazadas, son capaces de desprenderse del pelo, lo que se conoce como mecanismo “fur-slip”, haciendo que su depredador sólo se quede con ese mechón, liberándose, aunque dejando una zona calva. También lanzan chorros de orina con la misma finalidad.

Con esas grandes orejas llegan a escuchar sonidos muy agudos, imperceptibles para el oído humano. Los bigotes les sirven de guía, siendo su sentido del tacto. Y su cola es la que les da estabilidad en el movimiento.

Su alimentación será en base a la vegetación, en especial el heno, que será imprescindible, además de algún pienso especial para ellas para que puedan completar sus necesidades. La fruta y los frutos secos serán complementarios a su dieta.

Las hembras, con tan solo 4 meses ya pueden quedar preñadas, pero sería recomendable que superasen los 450 gramos, ya que si no será más costoso llevar la gestación, pudiendo surgir algún problema. Las crías que nazcan (normalmente dos) tras los 111 días de gestación, tendrán pelo, dientes y los ojos abiertos, vamos, que vienen dispuestas a darlo todo.chinchilla por jennofarc

Su más preciada característica, su suave y hermoso pelo, es lo que ha llevado a las especies salvajes a la categorización de en peligro de extinción. Y sólo podremos verlas en libertad si viajamos hasta el continente sudamericano, en las reservas naturales de Chile.

Busca las diferencias

El mamífero terrestre más grande que existe hoy en día, llegando hasta los 70 años de longevidad. Visitando tanto el continente africano como el asiático podríamos verlos, aunque, la verdad, el número de individuos va descendiendo considerablemente, y todo por su llamado “oro blanco”. Pero ya tuvimos el post de ayudar a protegerles, por lo que hoy pretendo meteros un poco más entre sus enormes dimensiones…

Elefantes, efectivamente, no podrían ser otros. Dos especies, el asiático (Elephas Maximus) y el africano (Loxodonta, tanto el L. africana como el L. cyclotis), haciendo referencia a sus lugares de origen, pero ¿sabríais diferenciarlas? Pues bien, hoy vamos a intentarlo.elefante por Martin Fisch

Pequeños detalles son los que nos ayudarían a distinguir si estamos ante un africano o un asiático, paquidérmicamente hablando claro (sí, en cambio de continente también nos inventamos palabras), y es que, en el fondo, un elefante es un elefante, y pueden confundirnos.

Empezaremos con el tamaño, con pesos de 2000 a 6000 kg., algo más el africano, hasta 3’5 m. en su punto más alto, siendo, en general, algo más pequeñas las hembras.

Elefante por :MArC-OH

Elefante africano

Miles de haces musculares son los encargados de formar la trompa, esa “gran nariz” en la que todos pensamos al escuchar la palabra “elefante”. Pero no sólo se encarga del olfato, sino que también actúa como mano, órgano sensitivo e incluso como arma. El africano cuenta con dos apéndices en su parte más distal, es decir, al final, formando una especie de pinza, mientras que el asiático sólo tiene uno, con lo que es algo más torpe con ella.

En la cabeza, en el asiático se ven claramente dos bultos, mientras que en el africano sólo distinguiremos uno.

También nos llaman mucho la atención los inmensos colmillos que algunos poseen, sin embargo, no todos cuentan con ellos, y es que en el asiático, en las hembras, rara vez sobresalen. Con pesos de 50-80kg en machos africanos y 40-50kg en asiáticos.

Como sistema de refrigeración, cuentan con esas enormes orejas (mi primo sabe de lo que hablo), que les sirven como aire acondicionado. Son más grandes en el africano, y además, en esta especie (echándole algo de imaginación), tiene una forma similar a la del continente africano, mientras que en el asiático, la forma es más parecida al contorno de La India. Es un buen truco para diferenciarlos.

Elefante por Bruno Chaves Animais

Elefante asiático

Y como último detalle para poder asegurarnos de qué especie se trata es echar un ojo a las patas. Los asiáticos cuentan con 5 uñas en las patas anteriores y 4 en las posteriores, y los de África, 4 uñas en las anteriores y 3 en las de detrás.

Ya sé lo que os estáis planteando ahora mismo… ¿cuándo os encontraréis un elefante para poder diferenciar de qué especie es? Pues bueno, no tengo ni idea, pero para postureo está bien saberlo o quizás alguna pregunta de trivial, nunca se sabe.

La cosa era contaros algo sobre elefantes, que para eso soy una “friki-fan” de ellos. Os hablaré en otros posts de más curiosidades de estos grandes bichejos.

La verdad es que son increíbles. “¡Molan mil!” que dirían algunos.

¡Un cerdo en casa!

Seguro que todos recordáis la película de “Babe, el cerdito valiente”, sí, el cerdito-perro, y todos por aquel entonces queríamos uno igual…pues bien, no exactamente de la misma raza (porque siento deciros que Babe creció…y mucho) pero existe otra raza donde se están seleccionando los cerditos miniatura. Estos son los cerdos vietnamitas.porc2

Desde que George Clooney o Paris Hilton se hicieron con uno de estos pequeños como mascota, no han parado de demandarse para tenerlos en casa. Y es que no tienen nada que envidiar a nuestros perros y gatos. Además de la ventaja que supone el no tener pelo, sino “cerdas”, con lo que no suelen generar alergias, siendo, en algunos casos, mucho más apropiados que las mascotas comunes.

No! Quitaos esa idea del barro… porc1sucios… y estúpidos… porque no lo son. De hecho, esta raza de cerdito se caracteriza por su higiene. Con un poco de educación, pueden aprender a utilizar el típico arenero de los gatos, y no huelen, excepto algún macho, porque no sudan, con lo que habrá que bañarles de vez en cuando e hidratarles con un aceite especial.

En verano, o con temperaturas algo altas, es recomendable que dispongan de una zona para bañarse (sirve la típica piscina hinchable para niños).

Para evitar el olor de esos machos, lo mejor es castrarles. Las hembras, al contrario que las perras, no manchan cuando van a tener el celo, con lo que la convivencia no tiene problema.

Son muy sociables, pero su especie es propia de jerarquización, vamos, de mandar unos más que otros, con lo que habrá que educarles bien, y si somos constantes en ello, podemos conseguir que nos den la patita, se sienten, se tumben, naden, traigan cosas con la boca… vamos, ¡un perro con pezuñas!

En cuanto a los tamaños, pues hay de todo claro, pero como ya he dicho antes, lo que más se lleva como mascota soporc3n los minis, de entre 13 y 20 Kg. Y respecto a las edades, pueden alcanzar los 15-20 años si los cuidamos bien.

Son animales omnívoros, pero no es recomendable que engorden demasiado, por lo que debemos estipularles una dieta apropiada, que les aporte los nutrientes necesarios, y atención especial a NO darles piensos específicos para cerdos, puesto que probablemente estará formulado para el engorde, y es lo que, como propietarios, no queremos. Cereales, hortalizas, verduras… hay gran variedad.

Como vacunas, imprescindible en España la del virus de la enfermedad de Aujeszky, y en el resto, según legislación.

Una vez más, la naturaleza nos sorprende regalándonos bichejos tan especiales como estos.

Perritos de las praderas

Si al pasear por las secas praderas norteamericanas vemos una serie de agujeros que, echándole imaginación, simulan los cráteres de la Luna… no, no os creáis astronautas; y si escucháis agudos ladridos sin perros alrededor… no, tampoco os estáis volviendo locos… son nuestros queridos amigos los perritos de la pradera (Cynomis), y todos esos “cráteres” son las salidas de sus madrigueras. Toda esa tierra que sacan al excavar la acumulan a las puertas de estas madrigueras para tener zonas elevadas de vigilancia y como contención en tiempos de lluvias. Y como grandes vigilantes que son, mantienen bien cortas las hierbas que rodean su “cráter”, aumentando así su visibilidad.

Con caminos subterráneos per3de un lado a otro de la pradera, ocupando amplios espacios y formando las llamadas “ciudades de los perritos”, se dividen por colonias, cada una en su madriguera, donde un macho se rodea de su harén de 4-6 hembras con sus correspondientes crías.

Pequeños mamíferos alzados sobre sus patas traseras para vigilar bien sus dominios, y si se avecina alguna amenaza, estos bichejos tienen la capacidad de variar su chillido, avisando a sus congéneres qué tipo de peligro se acerca, por dónde viene (aire o tierra), a qué velocidad, de qué tamaño…todo estudiado por el profesor Con Slobodchikoff, en Arizona. Incluso al mostrarles nuevas amenazas, los perritos creaban nuevos sonidos, o sonaban diferentes en función de si se acercaba una persona con una camiseta de per2un color o de otro.

Si os parece poco, estos pequeños genios también saben hacer la típica “ola” que las aficiones hacen en los partidos para animar a sus equipos, pero no, no juegan al fútbol, ni al basket, ni al hockey (que seguro que muchos lo estabais pensado), esa ola va pasando de vigilante en vigilante por las ciudades, y los últimos estudios han demostrado que el significado es que el sistema de vigilancia está bien activado, que en caso de emergencia, el sistema de alerta les advertirá, y mientras tanto, el resto pueden salir en busca de comida o simplemente a jugar.

Todo muy increíble para unos animales tan pequeños y aparentemente tan “simples”.

Su sociabilidad les lleva al aseo mutuo, a las dulces caricias e incluso algunos se atreven con los besos boca a boca!!!per1

Las plantas son su dieta principal, y tanto les gustan algunas que las que no se comen las arrancan del suelo dejando que el resto crezca aún más. Mentalidad de agricultor, totalmente.

Pequeños, gorditos y simpáticos, que fueron amenazados por agricultores enfadados, dejando a alguna de las 5 especies en serio peligro. Como dato esperanzador, existe una ciudad de perritos en Chihuhua (México), de amplísima extensión, en la que se han contabilizado más de un millón de estos.

Una de prácticas…

Como ya os dije en la presentación de este blog, también me gustaría compartir con vosotros los mejores momentos de mis prácticas. Así que, como digo, hoy toca una práctica, pero no una cualquiera, no, sino la primera práctica de toda la carrera…

Si en el fondo Veterinaria suena bien. Suena a lindos animalitos, cachorritos por aquí, corderitos por allá, terneritos por el otro lado… pero no os podéis ni imaginar la de riesgos que tiene, lo que un estudiante de veterinaria tiene que hacer por su amada carrera…

En mi primera práctica (repito lo de PRIMERA por si no ha quedado claro), cuando acabas de llegar, cuando aún no conoces a nadie, que sigues con los mismos nervios del primer día por si no consigues hacer amigos (aunque luego no harás amigos, harás una familia (momento Friends)), y cuando no has comprado todo el material todavía, te recuerdan por qué escogiste esto.

Consistía en «trabar» a una oveja (atarle las patas). Parece fácil, no digo que no, pero cuando te toca la oveja más gorda y aún no tienes el mono ni las botas de la granja, lo miras con otros ojos. Había que hacerlo obligatoriamente, y como ya he dicho, NO llevaba la ropa más adecuada…»pero va, si es sólo trabarla» pensé, y me lancé.

Mi camiseta, mis vaqueros y mis converse quedaron impregnadas de un estupendo olor a rebaño que casi me desmayo. Pero no lo sufrí yo sola, y digo esto porque cuando me subí a casa tuve que coger el autobús urbano. Imaginad la cara de esa gente que viaja tranquilamente cuando de repente se sube al bus una persona con semejante olor… Me miraban raro, ¡cómo para no!

¡¡¡ Seis veces tuve que lavarme las manos para hacer desaparecer esa «eau de tocorderitosilette» !!!

Aún recuerdo la cara de mis primas cuando entré en el piso «Niégalo Todo» (así llamamos al piso de estudiantes donde vivimos)… ellas siguen pensando que robé un par de ovejas de la facultad. O la cara de mi tía cuando la pobre mujer abrió la bolsa de basura en la que había metido todas mis pertenencias de aquella magnífica jornada…

Por eso digo que no sólo sufro yo esta carrera. Todos los que me aguantáis tenéis que aceptar que un día llegue con olor a oveja, otro en el que los productos de desecho sobresalgan de las botas, o los pelos de los animales den otra textura a mis prendas.

En el fondo, esto es lo que hace especial esta carrera.

Mil y una historias que os iré contando.