Seleccionar página

Ooooootra práctica. Ya os dije que lo que nos pase a los veterinarios no le pasa a nadie más. De nuevo mis queridas ovejas, bueno, mejor dicho, esta vez son mis queridos carneros…

“Exploración del aparato genital del macho” como título explicativo de la sesión de hoy.

Nos explican, echamos un vistazo y ¡estamos listos! Toca la tan esperada palpación…

Profesionalmente hablando, palpación testicular, “tocar los huevos” para entendernos bien todos. Literalmente. Debemos comprobar textura, temperatura, posibles adherencias, desplazamientos, algún signo de dolor… La verdad es que fue entretenida, estaban blanditos! No sé, me hizo ilusión tocarle los testículos a un carnero, nunca lo había hecho…Oveja por Juan Pablo Lauriente

Pobres bichejos, 7 u 8 alumnos por grupo de prácticas que nos pasábamos la mañana masajeando sus partes más íntimas…y les gustaba, porque ni se movían… xD

Otra cosa fue la segunda parte, “exteriorización del pene”. Esto ya eran palabras mayores, y si no que se lo digan a los pobres lanudos… ¡hay zonas más sensibles, hombre!. Esta parte fue algo más complicada, la verdad. Tenía su técnica. Según el profesor, “se necesita hacer varias exteriorizaciones para coger el truquillo”.

Pues al lío, empezaron mis compañeros de grupo, que además son mis amigos. Mis chicos de aquel gran 3B. A cada uno le llevó entre 10 minutos y cuarto de hora. La verdad es que parecía difícil. Entonces fui yo, la última en probar, con los correspondientes comentarios que tus amigos, algo alterados aún hormonalmente, suelen hacer en estas situaciones tan maravillosas de la vida… Pues, para colmo, no tardé ni 10 segundos en hacerlo. Fue la risa del día. Sí, efectivamente, ten amigos para esto… Hasta el profesor estuvo un ratillo riéndose tras la saga de comentarios. Gracias chicos.

Historias para el recuerdo. En cada cena o merienda que nos juntamos siempre acaba saliendo alguno de estos momentazos, y es que son anécdotas que recordaremos toda la vida. Momentos de los mejores años, los de estudiante, o eso dicen los que ya han terminado. Mientras tanto, vamos acabando nosotros, y seguiremos recopilando historietas para contar, seguiremos “liándola” en cada práctica…