Seleccionar página

Loris pigmeo – Nycticebus pygmaeus


Hay bichos achuchables y luego está el que conocemos hoy, Nycticebus pygmaeus, un adorable primate de los espesos bosques tropicales y matorrales de bambú de China, Laos, Camboya y Vietnam.

Pigmy Slow LorisComúnmente llamado loris lento pigmeo, aunque puede que no os suene, seguro que habréis visto el episodio de Frank Cuesta en el que se adentra en uno de estos bosques en busca de su pequeña “novia”, Lisa. Pues sí, Lisa es uno de los bichejos que conocemos hoy.

Esos ojos tan grandes hacen que este pequeño primate sea uno de los más adorables del mundo. Pueden llegar a los 20 años de edad. Con unos 20 cm y medio kilo, los loris se mueve lentamente por los árboles, normalmente durante la noche, ya que son de hábitos nocturnos. Su pelo es denso y aterciopelado, de color marrón-rojizo o grisáceo, y una pequeña cola. Sus manitas tienen los pulgares opuestos, como nos ocurre a los humanos, aportándoles la capacidad de hacer pinza y poder coger todo lo que quieran. Además, esto les permite mantenerse en las ramas durante largos periodos.

Se alimentan de todo lo que encuentran, desde frutas e insectos hasta huevos, pequeños mamíferos y savia de los árboles, y si son ellos los que son atacados, se defenderán mediante una toxina vevenosa que secretan gracias a unas glándulas del antebrazo, que se chupan para ponerse en la boca y al morder se ineycte en el depredador. Dicha toxina hace que sea el único primate venenoso del planeta.

Pygmy slow lori (Nycticebus pygmaeus)Viven en soliario o en pequeños grupos. Para reproducirse, las hembras deberán llegar a su madurez a los 9 meses, mientras que los machos necesitarán llegar al doble de tiempo. Cuando las hembras están en celo, emiten unos silbidos para atraer a los machos. También se guían con el olfato, mediante marcaje de orina, que además les permitirá ocultarse mejor de los posibles peligros, ya que con los silbidos puedes ser fácilmente localizados. Suelen tener una época reproductiva cada año, a veces el periodo es aún más largo. La gestación son unos 180-190 días y después, nacerán una o dos crías que permanecerán con la madre hasta los 4 meses, y serán protegidas mediante la toxina anterior untada sobre su piel.

Pygmy Slow Loris (Nycticebus pygmaeus)Su estado de conservación es vulnerable. La destrucción de su hábitat y su comercio ilegal para mascotas o medicina china hacen que poco a poco vayan quedando menos ejemplares.

Otras species de este mismo género, Nycticebus, tienen unas coloraciones parecidas, aunque difieren en ciertas manchas características. Además, se distribuyen por otras zonas, como es el caso de N. borneanus, que se encuentra al sur de Borneo.

 

¡Un cerdo en casa!

Seguro que todos recordáis la película de “Babe, el cerdito valiente”, sí, el cerdito-perro, y todos por aquel entonces queríamos uno igual…pues bien, no exactamente de la misma raza (porque siento deciros que Babe creció…y mucho) pero existe otra raza donde se están seleccionando los cerditos miniatura. Estos son los cerdos vietnamitas.porc2

Desde que George Clooney o Paris Hilton se hicieron con uno de estos pequeños como mascota, no han parado de demandarse para tenerlos en casa. Y es que no tienen nada que envidiar a nuestros perros y gatos. Además de la ventaja que supone el no tener pelo, sino “cerdas”, con lo que no suelen generar alergias, siendo, en algunos casos, mucho más apropiados que las mascotas comunes.

No! Quitaos esa idea del barro… porc1sucios… y estúpidos… porque no lo son. De hecho, esta raza de cerdito se caracteriza por su higiene. Con un poco de educación, pueden aprender a utilizar el típico arenero de los gatos, y no huelen, excepto algún macho, porque no sudan, con lo que habrá que bañarles de vez en cuando e hidratarles con un aceite especial.

En verano, o con temperaturas algo altas, es recomendable que dispongan de una zona para bañarse (sirve la típica piscina hinchable para niños).

Para evitar el olor de esos machos, lo mejor es castrarles. Las hembras, al contrario que las perras, no manchan cuando van a tener el celo, con lo que la convivencia no tiene problema.

Son muy sociables, pero su especie es propia de jerarquización, vamos, de mandar unos más que otros, con lo que habrá que educarles bien, y si somos constantes en ello, podemos conseguir que nos den la patita, se sienten, se tumben, naden, traigan cosas con la boca… vamos, ¡un perro con pezuñas!

En cuanto a los tamaños, pues hay de todo claro, pero como ya he dicho antes, lo que más se lleva como mascota soporc3n los minis, de entre 13 y 20 Kg. Y respecto a las edades, pueden alcanzar los 15-20 años si los cuidamos bien.

Son animales omnívoros, pero no es recomendable que engorden demasiado, por lo que debemos estipularles una dieta apropiada, que les aporte los nutrientes necesarios, y atención especial a NO darles piensos específicos para cerdos, puesto que probablemente estará formulado para el engorde, y es lo que, como propietarios, no queremos. Cereales, hortalizas, verduras… hay gran variedad.

Como vacunas, imprescindible en España la del virus de la enfermedad de Aujeszky, y en el resto, según legislación.

Una vez más, la naturaleza nos sorprende regalándonos bichejos tan especiales como estos.